La moderna planta depuradora utiliza para su proceso de depuración y demás operaciones agua de mar que se transporta desde el puerto de Valencia.
Clóchinas Navarro cuenta con unas instalaciones industriales con un sistema de depuración, limpieza y envasado actualizado con las últimas tecnologías en todos los ámbitos, con unos controles de calidad y depuración realizados diariamente.Clochina2
Cuenta con un departamento de control de calidad dirigido por personal altamente cualificado como biólogos. Y técnicos en seguridad alimentaria.
Semanalmente cada semana, llega a nuestras instalaciones situadas en Beniparrell camiones-cuba llevando 25.000 litros de agua del Mediterránfotonoticia_20150421181614_800eo, donde se encuentran las instalaciones de depuración y limpieza de clóchinas que centra casi la mitad de la producción de este popular molusco bivalvo en los puertos de Valencia y Sagunto, contando con 300.000 litros de agua de mar que circulan en circuito cerrado y se depuran al final de cada ciclo. La aportación semanal repone las pérdidas que necesariamente se registran en el sistema.
La producción de las típicas clóchinas valencianas en bateas está sometida a un férreo control sanitario, por si se detectasen microorganismos patógenos o sustancias tóxicas. De esta manera, con análisis y revisiones constantes, hay seguridad de que lo que se comercializa está completamente sano.
.
En nuestras instalaciones las clóchinas tienen un proceso de depuración durante 15 horas, mediante una circulación de aguas de mar que junto a los filtros biológicos efectúan una depuración máxima. UVivero Clochinas Navarrona garantía adicional. Como estos moluscos se alimentan a base de filtrar los nutrientes del agua, si se mantienen ese tiempo en agua limpia de mar purgan cualquier cosa que quedara en su organismo.
Clóchinas Navarro una vez finalizado la depuración, procede a la limpieza del bivalvo, completando el ciclo para dar a su producto un valor añadido ofreciendo al consumidor la oportunidad de recibir un producto listo para el consumo, ofreciéndolo completamente limpio de incrustaciones y vellosidades del biso. Aplicando las últimas tecnologías en materia de limpieza por que en muchas ocasiones el que no estén limpias frena a veces la compra de clóchinas, no se dispone de tiempo para limpiarlas, no se sabe muy bien cómo hacerlo, y es engorroso… Con las Clóchinas Valencianas de Clóchinas Navarro ya no hace falta; se compran y tal cual van a la cazuela.asi-somos--647x350
Por eso hemos integrado los dos procesos, la depuración obligada y el de limpieza, en un sistema continuo. En definitiva hemos aplicado los criterios de empresa moderna, que busca optimizar los recursos para dar un producto de máxima calidad, ofreciendo comodidad y garantía y asegurando el suministro a los clientes. Y eso es lo que también nos ha permitido ampliar nuestra comercialización a cadenas de supermercados, grandes superficies y pequeño comercio, donde es básico acreditar que no se falla en ningún aspecto.
Tras las 15 horas de depuración en agua que no cesa de recircular, las clóchinas pasan por la cadena de limpieza mecánica, donde una serie de cepillos eliminan todo elemento exterior de las conchas y además se seleccionan y retiran los individuos rotos, pequeños o defectuosos. A continuación son envasadas de acuerdo a las órdenes de producción de nuestros clientes en los distintos formatos de mallas, en mallas de kilo si la orden es de Clóchina Valenciana limpia, o en mallas de distinto pesaje y siempre colocan las etiquetas con la denominación “CLÓCHINAS VALENCIANAS” que las identifica claramente.

Certificado de Calidad 2015/44 AENOR